dolor en relaciones sexuales

Dolor en relaciones sexuales: Vuestras preguntas más habituales y sus respuestas

El dolor durante las relaciones sexuales, es algo que me preguntáis mucho. Preguntas como las siguientes me las habéis hecho llegar a mi cuenta de Instagram. ¿Es normal que a veces sea dolorosa la penetración? ¿Es normal que a veces duela mientras se tiene sexo vaginal? (usando lubricante) Hoy os doy respuesta a vuestras preguntas.

¿Por qué al introducir hasta el fondo durante la penetración, me duele? ¿Por qué no me duele la vagina justo después de la penetración y sí pasadas unas horas? ¿ Por qué me entra después de estas horas infección de orina?

El dolor en relaciones sexuales es un tema muy importante. El dolor lo afecta todo. El dolor actúa como un freno en las relaciones sexuales. Si tengo dolor, me mantengo alerta al tener relaciones sexuales, porque me da miedo que vuelva a aparecer el dolor.

Al estar alerta ante esa posibilidad, mi excitación es más baja, y mi lubricación tarda en llegar. Esto puede empeorar el dolor, claro. Pero es que además, si tengo dolor en mis relaciones, me afectará al deseo. Nadie tiene ganas de hacer aquello que le produce dolor. Así que el dolor nos hace entrar en un círculo vicioso del que hay que escapar.

El dolor en relaciones sexuales no es normal

Esto es lo más importante. Es algo que te tienes que grabar a fuego en tu mente y en lo más profundo de tu ser. Si al tener sexo, tienes dolor, PARA. No sigas haciendo aquello que te produce dolor. Porque el dolor en el sexo nunca es normal. El sexo es algo que nos debe producir sensaciones placenteras, sensaciones de bienestar tanto físicamente, como emocionalmente. Si alguna de estas dos cosas ocurren, no sigas.

El dolor no es normal ni durante las relaciones sexuales, ni después. Aunque el dolor en la vagina tras las relaciones y los síntomas de cistitis o infección de orina son muy frecuentes.

Si esto te está pasando acude a un especialista que valore tu caso. Yo puedo valorar esto en mi consulta, y también puede ayudarte una fisioterapeuta de suelo pélvico.

Dolor durante el sexo

El dolor puede aparecer en la entrada de la vagina, localizando este dolor en la superficie o en el periné. O bien puede aparecer en el fondo vaginal al mantener penetración profunda. También puede aparecer un dolor al llegar al orgasmo o en momentos de excitación muy intensa. Ninguna de estas situaciones es normal y debe ser valorada por un especialista.

dolor en relaciones sexuales

A veces el dolor puede ser traducido con imposibilidad. Es decir, «me duele tanto que es imposible tener sexo». Esto podría ser lo que se llama vaginismo, porque está impidiendo la penetración.

No es un dolor inventado

No todos los profesionales saben valorar el dolor en relaciones sexuales. Quizás no lo saben entender, no reconocer. O simplemente no forma parte de su especialidad. Pero una cuestión importante es entender que este dolor no es inventado, ni fantaseado.

El dolor existe siempre el paciente dice que existe. Así que aunque a veces un profesional no sepa ver la causa, o cómo ayudarte, hay que buscar otras alternativas diagnósticas y de tratamiento. Hay muchas mujeres con dolor en sus relaciones sexuales que siguen manteniendo relaciones dolorosas porque no encuentran solución a su problema.

Vulvodinia

Cuando usamos este término, nos referimos a un dolor vulvar, que habitualmente se sitúa en la entrada de la vagina o a nivel superficial en la vulva, que se establece de una manera crónica.

Es decir, con una evolución mayor a tres meses. Este diagnóstico médico tiene un difícil tratamiento y las recomendaciones actuales nos orientan al trabajo multidisciplinar para el tratamiento. Es decir, necesitarás buscar un equipo que tenga médico, fisioterapeuta y sexóloga para abordar el tema.

Dolor en la vagina después de la penetración e infección de orina

Esto es un problema muy frecuente. La causa, de nuevo, no es única. Debes acudir a un especialista para que valore tu suelo pélvico y un profesional que ponga un tratamiento. A menudo hay que tratar la infección de orina, pero también reforzar la hidratación de la mucosa vaginal y la vulva, y mejorar su microbiota. Los hidratantes y probióticos te pueden ayudar en este tema.

A menudo también debemos valorar como son las relaciones sexuales que provocan esta irritación y dolor. Debemos hacer una intervención para conseguir penetraciones donde la fricción y la irritación sea menor.

Y mejorar la lubricación durante las relaciones sexuales. Y mejorar el repertorio erótico para que la penetración sea una opción más a la hora de tener relaciones sexuales, y no basar nuestro encuentros en esta práctica como práctica estrella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te escribo cuando esté disponible? Si quieres ser de las primeras en enterarte cuando esté nuevamente disponible en la tienda, déjame tu mejor dirección de email y te escribo.