Lubricantes para las relaciones sexuales. Porqué, cómo y cuál usar.

lubricantes en tu relaciones sexuales. O por lo menos, eso afirman muchas mujeres  que se han animado a usarlos.

Parece que lo corroboran el 70% de las mujeres que participaron en un estudio en Indiana (EEUU) sobre el uso de lubricantes. El estudio, que  incluía 2500 mujeres, y donde  se analizaron cerca de 10.000 actos sexuales en pareja y 3.000 de masturbación concluye en la revista The Journal of Sexual Medicine, que:

“Las mujeres que los emplean durante las actividades sexuales, documentan mayores niveles de satisfacción y placer, y menos síntomas sexuales que las que no los usan”

Imagino que con lo de síntomas sexuales se referirán a dolor o sequedad. En definitiva molestias que nos impiden disfrutar de las relaciones sexuales. 

A demás, un tercio de las usuarias afirmó que “era divertido”. Así que no solo se pueden usar como ayudante de las relaciones sexuales, sino para aumentar el fin lúdico de los encuentros.

Algunas fuentes citan el aumento del mercado de los lubricantes en un 10% anual. Facturando unos 22 millones de euros en España en 2012. Sí! eso es mucho lubricante. Y si eso hace que te preguntes porque tanta gente lo usa, sigue leyendo:

¿Porqué usar Lubricantes?


1. Podemos usar lubricantes en situaciones donde es difícil conseguir una lubricación natural. Por ejemplo, en pacientes menopausias o bien en periodos de lactancia. En estos casos, las hormonas nos juegan una mala pasada ya que nos impiden lubricar normalmente en respuesta a la excitación.
También podemos notar una mayor dificultad en función de los días del ciclo. En los días fértiles, quizás notes una mayor facilidad para lubricar, pero en otros días, la sequedad puede ser más acusada.
2. Aunque no tengas problemas de sequedad o lubricación, puedes usarlo con los dedos para lubricar y aumentar las sensaciones en la vulva. Así que son un buen recurso para la masturbación, y no tienes porque usarlos para la penetración.
Para los chicos, es una herramienta muy placentera durante la masturbación. O bien solos o con algún juguete sexual.
3. Son de obligado uso para el sexo anal. Para tener una experiencia placentera, ahí no te queda otra.
4. Y por último, podemos usar lubricantes por el mero echo de probar. ¿Y porque no? Es un elemento muy fácil de incorporar a las relaciones sexuales que nos puede proporcionar placer y diversión a solas o en compañía. Así que porqué no probar.

¿Cuando NO usar lubricantes?

-No se aconseja el uso de lubricantes cuando estás padeciendo una infección vaginal. Podría irritar más las paredes de la vagina o la vulva y dificultar el proceso de curación. (Puedes ver mi artículo sobre higiene femenina, si te apetece)
-Si estás buscando quedarte embarazada, tampoco deberías usarlos. Aunque la mayoría no son espermicidas (asesinos de espermatozoides), pueden alterar el movimiento natural que tienen los espermatozoides en el flujo vaginal, así como las condiciones de pH de la vagina,  y puede dificultar el embarazo.
*Por favor, lee bien. Espero que nadie entienda de mis palabras que usando lubricante NO te quedas embarazada!!!

Tipos de lubricantes

Lubricantes al agua. Son los de primera elección  para la mayoría, por ser los que menos residuos dejan, no manchan, se reabsorven y son compatibles con el preservativo. Pueden usarse para sexo anal.
Lubricantes siliconados. ( derivados de la silicona). Son algo más resbaladizos que los lubricantes al agua y aguantan más tiempo. Pueden usarse para las relaciones sexuales en el agua. Son aptos para el preservativo y también para sexo anal. No se llevan bien con los juguetes sexuales de silicona.
Lubricantes caseros: cremas hidratantes, vaselinas, mantequillas, etc.. Puede que se te haya pasado por la cabeza en un momento de improvisación, pero no se aconseja por la dificultad  para eliminar los restos, favorecer infecciones y por ser incompatibles con los preservativos. Ten en cuenta que las vaselina, por ejemplo,  es un derivado del petróleo!
-Podemos encontrar lubricantes de silicona o al agua médicos o lúdicos. Queiro decir que podemos compramos en farmacia donde nos aconsejaran sobre lubricantes para aliviar la sequedad vaginal y que a la vez puedan usarse para las relaciones sexuales. También podemos atrevernos con los lubricantes de sabores, los de efecto frío-calor, etc. que aportarán un punto de diversión a nuestras diversiones.


Cómo usarlos

Pon una pequeña cantidad de lubricante en tu mano, en el pene, o en juguete sexual que vayas a usar. Suelen extender bien, y con una pequeña cantidad es suficiente. Si necesitas más puedes añadir a medida que la situación lo requiera.
Si usas un lubricante al agua o de silicona no debes preocuparte por la limpieza. Si optas por los caseros, ten en cuenta que debes intentar eliminar los restos.
Deja el bote en un lugar seco y fresco. La mayoría de fabricantes aconsejan desecharlos después de 3 meses de haber abierto el bote.]]>

7 comentarios en “Lubricantes para las relaciones sexuales. Porqué, cómo y cuál usar.”

  1. Hola, yo quisiera usar el lubricante, pero a mi pareja no le gusta, porque? , y cuando veo que a el como que le da fastidio yo me bloqueo y ya ni me dan ganas de nada, siento que es egoísta.
    agradezco la respuesta

  2. ¿En que casos hay que usar gel dilatador anal? Soy una chica que acabo de iniciarme en el sexo anal y no se bien cómo debo lubricar el ano.

  3. Me quiero quedar embarazada y tengo problemas de sequedad vaginal ¿Hay algún lubricante que pueda usar? ¿Cuál es el más recomendable?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido
¿Te escribo cuando esté disponible? Si quieres ser de las primeras en enterarte cuando esté nuevamente disponible en la tienda, déjame tu mejor dirección de email y te escribo.