Haces lo que quieres en tus relaciones sexuales

Piensa: ¿Haces siempre lo que quieres en tus relaciones sexuales?

Esto va relacionado con un concepto que se llama Asertividad sexual que es clave para hablar de salud sexual. La asertividad sexual se asocia a un mejor funcionamiento sexual (facilitando el deseo, la excitación, el orgasmo y la satisfacción sexual) y la vez se considera un factor protector frente abusos y agresiones sexuales, y que previene de las conductas sexuales de riesgo.
Está comprobado que las personas con más asertividad sexual presentan mejor funcionamiento sexual, experimentan menos episodios de victimización sexual, y hacen mayor uso, y más consciente, del preservativo.

Que es la Asertividad Sexual?

Se ha definido como la capacidad para :
1.Iniciar contactos sexuales que queremos
2.Rechazar contactos sexuales que no queremos
3.Negociar conductas sexuales deseadas y saludables
4.Negociar el empleo de anticonceptivos.
No se si queda claro, pero en definitiva es que hagamos lo que queramos, siendo capaces de expresar aquello que nos apetece, y rechazar aquello que no queremos. Así dicho parece fácil. Si verdad?
Pues parece que en cuestiones de sexo no está tan claro. L@s sexolog@s nos dicen que la asertividad sexual es específica de contextos sexuales. Así que puedes ser la reina del mambo en tu vida diaria, segura de ti misma, asertiva con tus compañer@s, tu jefe, tu familia, y que luego en tus relaciones sexuales no sepas ni por donde empezar. 
Ejemplo de una pareja heterosexual, por ejemplo. Chica y chico con los típicos magreos de toda la vida.
Chica: voy a buscar el preservativo ( Genial! llevas preservativos, y quieres usarlos. Bien!)
Chico: no vayas, da igual. No pasa nada. Yo controlo! (Peligroooo!!)
Chica: Ya sé que controlas, pero yo prefiero usarlo. ( Bien de nuevo! te reafirmas en lo que quieres)
Chico: venga solo por esta vez
El termómetro está a punto de estallar!!!
Chica: bueno, solo esta vez. Ten cuidado!! ( Nooooooo! Aquí se te acabó la asertividad sexual) 

Entonces, pregúntate:

>Si tienes ganas de sexo, inicias tu las relaciones? Estoy hablando tanto de parejas esporádicas o como las más consolidadas. Da igual.
>Expresas lo que te gusta o te dejas llevar por lo que la otra persona quiere hacer?
>Si no quiere usar preservativo y tu sí, claudicas y terminas por no usarlo?
>Pregúntate, si un día no te apetece tener relaciones, realmente no las tienes, no si terminas cediendo?
>Si hacer “eso” te molesta o no termina de gustarte, se lo dices, o aguantas el tirón?
>Llevas tiempo queriendo practicar algo pero no te atreves a decirlo? No te gusta como tenéis relaciones, preferirías otras cosas?
>Crees que podrías disfrutar más en tus relaciones sexuales pero te conformas?
>Usas el método anticonceptivo que te resulta más cómodo a TI?

Como conseguir ser asertiva en tus relaciones sexuales:

Pues mi opinión solo hay una manera: siéndolo!! 
-Si no quieres hacer algo, no cedas. No quieres y ya está. Di NO. Esto no me gusta. No quiero!
-Si crees que algo es bueno para ti, esta es la única razón que debería bastarte. Porque TÚ eres la persona a la que más tienes que cuidar.
-De la misma manera.  Por ejemplo correr riesgos en cuanto a enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados no es bueno para nadie. Para ti tampoco!!!
– La linea entre un forcejeo de opiniones en la que acabas cediendo, y el abuso sexual, puede ser muy fina. Ponte una alarma muy pero que muy sensible.
Las mujeres en general, tienen más problemas para expresar deseos o conductas sexuales. Pueden estar en una relación sexual y estar pensando:
( seguimos en el ejemplo de una relación heterosexual)
Por favor, por favor,  que me bese ahí, por favor, eso me encantaría. 
El chico que no sabe lo estás pensando, ni se le ocurre besarte ahí. Y aunque te disgusta lo que te está haciendo, sigues pensando: Ay si me tocara ahí.!!!
En este caso, en mi opinión, tienes tres opciones:
1. Te buscas a un chico con el superpoder de leer la mente.
2. Escribes una nota para el próximo encuentro sexual: Querido X: mis zonas más erógenas (sensibles al placer sexual) , en mi caso son:……… Te agradecería que te centraras en ellas y no tanto en babearme la oreja. Esto a mí no me gusta. Gracias.
3.En medio del encuentro sexual, guíale la mano la boca (o lo que sea) para que se dirija a donde tú quieras. Susúrrale al oído qué es lo que quieres. Tócate tú, para que el otro sepa donde debe tocar.
Tú eliges la opción que te parezca mejor. Pero si, créeme, si empiezas a ser asertiva sexualmente estarás más satisfecha, más saludable, más protegida, y te sentirás mejor contigo misma.

Palabra de sexóloga!!!

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te escribo cuando esté disponible? Si quieres ser de las primeras en enterarte cuando esté nuevamente disponible en la tienda, déjame tu mejor dirección de email y te escribo.