productos de higiene femenina

Por qué he dejado de vender copas menstruales

Fui (y soy todavía) una gran defensora de la copa menstrual. Hace por lo menos 4 años vendía muchas copas de marcas que sabía que eran buenas marcas y que no iban a dar problemas. Pero en los últimos tiempos, la venta de copas me estaba quitando tiempo y foco para dedicarme a lo que realmente me gusta. Además,  ahora mismo hay marcas muy molonas como CYCLO donde puedes encontrar una copa vaginal de calidad.

Muchas veces me preguntáis sobre copas. Y yo os recomiendo y os respondo encantada, porque entiendo que todavía hay mujeres que no se atreven o que no conocen bien las copas menstruales. Pero lo mio no es vender copas. Se me da mejor y me desenvuelvo mejor en la consulta de salud sexual y haciendo divulgación de sexualidad femenina. Y a esto estoy dedicada en cuerpo y alma.

Porque la copa menstrual me sigue pareciendo la mejor opción.

Como bien sabéis hay varios métodos, llamados de higiene menstrual. Las compresas y salvaslips de toda la vida, los tampones, y las copas menstruales. Aunque se han unido también compresas lavables y reutilizabas de tela, y bragas menstruales.

Desde mi punto de vista, hay tres puntos imprescindibles a la hora de decidirte por un método u otro. La sostenibilidad, la comodidad y la salud. Y entre todas ellas, la copa vaginal es mi favorita.

Elegir métodos reutilizables es para mi importante, ya que dejamos una huella más que notable con los desechos de los productos menstruales. Podemos llegar a gastar miles de compresas y tampones durante toda nuestra vida fértil. Y creo que el planeta ya nos está dando señales suficientes, como para cambiar el consumo a un consumo más responsable. Para mi a día de hoy, usar compresas y tampones no es una opción ni a nivel ecológico, ni a nivel de salud. Este es otro punto importante para mi, puesto que toda mi labor profesional gira entorno a la salud genital. Y os aseguro que llevar compresas que irriten, favorezcan la humedad y las infecciones no es lo más adecuado. Sé que muchas estaréis incluso acostumbradas a usarlo todos los días. Ya he hablado de esto en otras ocasiones. Sobre la necesidad de no llevar compresas y protegeslip a diario. Por otro lado, tenemos la opción de las compresas reutilizables, hechas con algodón de calidad y que no suponen una agresión para la piel de la zona genital. Eso sí, requieren un esfuerzo en lavar y secar compresas que solo depende de ti. Si para ti, está bien, puede ser una buena opción también. Te animo a echar un ojo a la marca CYCLO de la que os hablaba antes, ya que además de copas vaginales, también tienen compresas de tela que están genial.

Por último la opción comodidad. Para mi a nivel usuaria, la copa menstrual es un método cómodo y que te permite hacer todas las actividades de la vida diaria aún teniendo la menstruación. Para algunas mujeres, esto puede resultar chocante, ya que no están acostumbradas a usar ningún dispositivo vaginal. Ahí debemos diferenciar entre dos situaciones. Si no la quieres usar, porque aún usando tampones, no te atreves a dar el cambio, o bien porque tienes problemas como dolor en la vagina, que hacen que usarlas sea dificultoso. Si eres de las que simplemente no te atreves, solo me queda que animarte. Solo probando podrás ver si realmente te beneficias del cambio. Me atrevo a adelantar que nunca jamás te vas a arrepentir. Si por el contrario, tienes dolor en la vagina, y no puedes usar ni tampones, ni mucho menos la copa, te animo a buscar solución a este problema. Porque desde luego, tiene solución.

Probar nunca va a ser en vano.

Creo que pocas mujeres quedan ya por dar el paso y cambiar. Creo que estamos construyendo un gran cambio social entorno a la menstruación. Rompiendo tabúes, como dicen las compañeras de CYCLO. Creo que hoy en día cambiarse a la copa es una opción fácil y  asequible para casi todo el mundo. Creo que es un cambio del que nunca nadie se ha arrepentido. ¿Que puedes perder? Cómo ves, sigo siendo una gran defensora de la copa, aunque no las venda yo. 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido
¿Te escribo cuando esté disponible? Si quieres ser de las primeras en enterarte cuando esté nuevamente disponible en la tienda, déjame tu mejor dirección de email y te escribo.

¿Quieres (re)descubrir algo nuevo hoy?​

Recibe en tu bandeja de entrada todos esos secretos que nunca nos contaron, píldoras de conocimiento, información top secret y entérate antes que nadie de todo lo que pasa en GineSex (y por mi cabeza!).