¿Problemas de pareja? Había una vez…

problemas de pareja son frecuentes. No siempre el mar está en calma y en muchas ocasiones convivir con otra persona puede ser difícil. A veces, enfadarnos, discutir o ver las cosas diferentes para la pareja supone una verdadera fuente de conflictos. Que hacen tambalear, no solo la estabilidad diaria, sino la propia relación de pareja.

Lo más fácil es echar la culpa al otro/a. Por lo que hace, por lo que dice, por lo que no hace, etc.

A veces responsabilizarnos de nuestra parte de culpa en un conflicto puede se complicado. Tendemos a pensar que el otro o la otra tiene la culpa de lo que nos pasa, y que nosotros acaparamos la verdad absoluta. Suele pasar que ponemos mucha energía en la discusión, en el conflicto, en buscar culpables, y no en buscar soluciones y puntos de encuentro. 

Un cuento para la resolución de problemas en la pareja.

Te propongo este cuento. Lee y reflexiona sobre él.

Dos hermanos cuyas tierras colindaban, un día tuvieron una tremenda discusión. Desde entonces, llevaban meses sin hablarse, enfadados. Dejaron de colaborar y de ayudarse, después de toda una vida de intercambio y de ayuda mutua.

Una mañana, alguien llamó a la puerta del hermano mayor. Era un carpintero.

-Estoy buscando trabajo para unos días. Dijo el extranjero.

El hermano mayor respondió:

-Sí tengo trabajo para usted. Mire, ve aquella granja al otro lado del arroyo. Allí vive mi hermano menor, que es mi vecino, y hace meses que no nos hablamos. Quiero que construya una cerca de dos metros de alto con las maderas que encontrará en la orilla del río. No quiero verle nunca más.

El carpintero le dijo:

-Creo que comprendo la situación. Muéstreme donde están la sierra, los clavos y la pala. Le entregaré un buen trabajo, con el que quedará satisfecho.

El hermano mayor dejó la granja durante todo el día, para ir al pueblo. El carpintero trabajo durante todo el día. Al anochecer, al volver a casa, el carpintero había finalizado su trabajo.

El granjero quedó con la boca abierta. ¡No había construido ninguna cerca! El carpintero había construido un puente que unía las dos granjas traspasando el arroyo. En ese momento, el hermano mayor vino a su casa, cruzando el puente y abrazó a su hermano, diciéndole;

-¡Eres una gran persona! Gracias por construir este puente después de lo que pasó. Te añoraba muchísimo.

Los dos hermanos se reconciliaron e invitaron al carpintero a celebrar su reencuentro.

-Me gustaría quedarme, dijo el carpintero- pero son muchos los puentes que hay que construir.

Fuente: Internet. Autor desconocido

Reflexiona sobre lo que te ha aportado este cuento para tu relación de pareja.

¿Te ha gustado? ¿Te has visto reflejado/a? Crees que reproduces una situación parecida cuando llegan los problemas en la pareja?

¿Hacemos de los problemas montañas, ríos que cruzar, sin pensar en construir puentes?

¿Dónde estás poniendo tu energía? ¿Buscas la manera de construir un puente o estas levantando muros?

]]>

3 comentarios en “¿Problemas de pareja? Había una vez…”

  1. Hola Laura! Me parece un cuento estupendo para despertar esas respuestas que a todos nos aparecen en los momentos dificiles de tensión o confrontación. Mi curiosidad va camino de encontrar las respuestas a muchas preguntas sobre los conflictos en pareja o incluso familiares como el cuento relata. Pero no es tan fácil! Cuando la relación se va erosionando y va teniendo el desgaste del tiempo, aparecen bastantes desavenencias y malentendidos que algunas veces se nos olvida lo importante y surgen los muros y nos olvidamos de los puentes. Como construir puentes? Esa es la cuestión. Como se construyen los puentes cuando hay solamente una parte que quiere construir y la otra separar? Un saludo y buen blog

    1. Hola Jose, en primer lugar, gracias por comentar y ser tan sincero.
      Solo decirte, que es normal que una pareja tenga conflictos o discusiones. Todas las tienen. Todas!! La cuestión es abordar el tema para poder solucionar esos conflictos antes de que mellen demasiado en la pareja. Desde luego, la terapia de pareja puede ayudaros. A veces, alguien externo a la relación ve las cosas con más objetividad. Eso sí, tenéis que querer los dos. Me pongo a vuestra disposición para lo que necesitéis. Un abrazo

  2. Hola Laura! Gracias por contestar tan pronto! La cuestión está dificil ya que hace un año aproximadamente que ella decidió romper la relación y yo me quedé con lo puesto! Una relación que fuimos construyendo con tanto tanto trabajo e ilusión que ahora estoy abatido y desde entonces no me sale la ilusión para nada ni para nadie! Es un tiempo duro de encontrar mi lugar.
    Pensé en luchar por recuperar la relación y en lo contrario también. Pasó lo de siempre, que hay momentos dificiles y las personas abandonan a los que tienen una etapa oscura. Lo de estar a las duras y a las maduras, ya me entiendes!
    Nos hemos visto una vez a los tantos meses y me dice que ahora está con alguien y que no es como antes, que ahora no se rié, ni tampoco tiene una buena relación sexual, pero que no se puede tener todo. Y yo sigo prendado de ella. Quiere que seamos amigos hasta cuando seamos viejitos, dice y a mí me parece una tomadura de pelo o yo que sé. Me da rabia y no quiero saber de ella, pero por otro lado no paro de pensar en ella, un lío! Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te escribo cuando esté disponible? Si quieres ser de las primeras en enterarte cuando esté nuevamente disponible en la tienda, déjame tu mejor dirección de email y te escribo.

¿Quieres (re)descubrir algo nuevo hoy?​

Recibe en tu bandeja de entrada todos esos secretos que nunca nos contaron, píldoras de conocimiento, información top secret y entérate antes que nadie de todo lo que pasa en GineSex (y por mi cabeza!).