copa menstrual

¿Qué es una Copa Vaginal y cómo funciona?

Desde hace ya mucho tiempo os vengo hablando de la copa menstrual, sus beneficios y contestándoos en mi redes sociales a vuestras preguntas más habituales. Hoy os cuento algunas temáticas que os suelen inquietar antes de lanzaros a usarla. ¡Vamos allá!

Una copa menstrual o vaginal, es una copa reutilizable con forma de campana (generalmente de silicona de grado médico) que se usa durante el período de la mujer como alternativa a las compresas y/o tampones. Una copa vaginal se coloca dentro de la vagina y, cuando está bien colocada, recoge (en lugar de absorber) el líquido menstrual.

Si bien la idea de usar una copa vaginal sigue ganando terreno en la comunidad en general, la primera copa vaginal fue diseñada y patentada hace casi 80 años (en 1935). El uso de copas vaginales es excelente para el medio ambiente y también un excelente ahorro, pero estos no son los únicos beneficios de usar una copa vaginal. Un par de estos incluyen menos olor, tiempo de uso de hasta 12 horas y comodidad.

¿De qué está hecha una copa vaginal?

La mayoría de las copas vaginales reutilizables están hechas de goma o silicona de grado médico. Mientras que algunas compañías ofrecen copas de colores, o bien sin coloración.

¿Cabrá una copa vaginal?

Las copas vaginales son bastante grandes y pueden parecer desalentadoras para las mujeres con la idea de utilizar la copa vaginal. Sin embargo, la vagina es un canal suave y elástico que está diseñado para estirarse más y volver a su tamaño normal, al igual que lo hace durante el parto y las relaciones sexuales. Las copas vaginales generalmente vienen en 2 tamaños, el tamaño más pequeño generalmente es más adecuado para las mujeres menores de 30 años que no han dado a luz por vía vaginal, y el tamaño más grande es para las mujeres mayores de 30 años que han dado a luz por vía vaginal. Aunque cada marca tiene sus propias medidas y tallas. Por eso una talla L de una marca no tiene porque ser igual a otra talla L. Siempre os digo que me pidáis consejo en eso.

¿Es una copa vaginal adecuada para mi?

Las copas vaginales son adecuadas para mujeres de cualquier edad, desde adolescentes que recién comienzan a menstruar hasta mujeres mayores que están pasando por la menopausia, y tienen desarreglos, o sangrados abundantes. Las mujeres que aún no han perdido la virginidad deben tener precaución, ya que usar una copa vaginal tiene el potencial de estirar y desgarrar el himen. Si sufres afecciones vaginales, es posible que debas consultar a tu médico antes de usar una copa menstrual.

Usando una copa vaginal

Si eres nueva en esto de las copas vaginales, tendrás que permitirte dos o tres ciclos para acostumbrarte a insertar y extraer la copa correctamente. También puedes decidir usar un protegeslip las primeras veces como protección adicional en caso de que experimentes alguna fuga, o una braga menstrual.

Insertando la copa vaginal

Para insertar una copa vaginal, lava tus manos y luego dobla la copa de la forma que más te convenga. Luego debes insertar suavemente la copa doblada justo dentro de la entrada de la vagina (siguiendo las instrucciones que envío cuando compras tu copa). Una vez insertada, la copa se abrirá se acoplará y adaptará a las paredes de la vagina y estará lista para comenzar a recoger el líquido menstrual.

Quitándola

Cada copa tiene una terminación diferente. Esta terminación puede ser una palito, una bolita, etc. que esta´pensado para que localices sin problema la copa cuando está dentro de la vagina. Cuando llegue el momento de retirar la copa, lávate las manos y usa el tallo para guiar tus dedos hasta la base de la copa. Luego, pellizcarás cuidadosamente la base para liberar el vacío y luego retirará lentamente la copa de la vagina.

Limpieza

Limpiar una copa  es tan sencillo como enjuagarla con agua corriente y jabón entre los cambios y esterilizarla antes de usarla en cada ciclo. Hay mujeres que lo siguen haciendo en una olla con agua durante 10 a 20 minutos para esterilizarlo al final del ciclo… Pero la forma más sencilla e higiénica es hacerlo con un esterilizador.

Luego puede guardarse de manera segura en la bolsa que se incluye con la mayoría de las marcas de copas. No debes guardar la copa en plástico, ni en ningún recipiente hermético, sino que transpire.

Al igual que con cualquier tipo de producto de higiene femenina, deben seguirse procedimientos adecuados de higiene y lavado de manos para reducir el riesgo de una posible infección. La higiene y manipulación de la copa es importante.

Y ¡ojo! Las copas vaginales no deben usarse durante las relaciones sexuales.

Peligros de la copa vaginal – ¿Hay alguno?

Te detallo algunos casos en los que no debes usar una copa vaginal.

Para evitar cualquier posible infección, es importante que se sigan prácticas adecuadas de higiene y limpieza. Por ejemplo, asegúrate de lavarte siempre las manos antes de insertar o retirar su copa vaginal, y de que la copa (que incluye el tallo, los bordes y los orificios) se limpie correctamente y también se esterilice antes de empezar a usarla en cada ciclo.

La durabilidad de las copas menstruales puede llegar a los 10 años. A pesar de eso, es importante inspeccionar la copa con regularidad y cuidarla. Si tu copa menstrual comienza a mostrar signos de deterioro, decoloración severa, o desarrolla una película pegajosa o en polvo, se recomienda dejarla de usar y reemplazar por una nueva. Esto también se aplica si comienzas a experimentar irritación mientras usas tu copa.

Copa menstrual
copa menstrual

Cuando NO debes usar una copa vaginal

  • No puedes usar una copa vaginal durante el coito.
  • Si tienes alergia al látex, asegúrate de que la marca de la copa que elijas no tenga látex. La mayoría de las copa están hechas de silicona de grado médico. (Las que encuentras en la tienda de Ginesex son aptas para todas 😉 )
  • Inmediatamente después de dar a luz a un bebé, tener un aborto espontáneo o un aborto. Debes esperar a que tu menstruación se instaure de nuevo
  • No debe usar su copa en ningún otro momento que no sea durante su período.
  • Si actualmente tienes o has tenido alguna infección o problema ginecológico, primero debes consultar con tu médico antes de usar una copa vaginal.

Cuándo consultar al médico.

Primero debes consultar con tu médico antes de usar una copa vaginal si:

  • Tienes alguna forma de prolapso.
  • Si te han indicado que evites el uso de tampones, después de un procedimiento quirúrgico o para cualquier otra afección médica.
  • Tiene alguna forma de infección ginecológica.

Si por alguna razón comienzas a experimentar cólicos intensos, dolor general, ardor, irritación o inflamación en el área genital, o alguna molestia al orinar, retira tu copa vaginal y consulta a tu médico (tranquila, esto es muy raro que suceda).

Cuando uses una copa vaginal, siempre lee la etiqueta y úsala solo como se indica

Si la idea de una copa vaginal es nueva para ti, es probable que tengas muchas preguntas. Cuando adquieres tu copa en Ginesex adquieres un PDF gratis con toda la información, más mi asesoramiento si tienes cualquier duda.

Además, en las copas de la mayoría de marcas encontrarás la mayor parte de la información de tamaño, uso y limpieza que necesitas saber en la etiqueta de tu producto.

He compilado algunas preguntas comunes sobre la copa vaginal a continuación:

«Tengo períodos abundantes, ¿puedo usar una copa vaginal?» Sí.

Las copas vaginales pueden contener más cantidad de flujo que incluso los tampones de alta absorbencia. Esto significa que estarás vaciando tu copa y experimentando fugas con menos frecuencia. Mientras te acostumbras a tu copa vaginal y con qué frecuencia necesitas vaciarla, intenta usar un salvaslip o bragas menstruales.

«¿Puedo usar una copa vaginal si soy virgen?» Sí.

Muchas chicas jóvenes que están comenzando a menstruar por primera vez usan una copa vaginal. El concepto de virginidad es un concepto cultural y no tiene ningún justificación médica. Existe la posibilidad de que la copa se estire y rompa el himen. Pero el himen se puede romper durante muchas formas de deporte, como montar a caballo y andar en bicicleta. Esto forma parte del desarrollo normal de una niña y es normal que el himen sufra modificaciones desde la niñez hasta la vida adulta.

«¿Se puede usar una copa vaginal durante cualquier deporte o actividad?» Sí.

Ya sea que esté nadando sin prisa, o vaya a una excursión de un día completo, es probable que encuentres una copa vaginal mucho más cómoda y conveniente, que usar compresas o tampones. Una copa vaginal se puede usar al nadar, correr o practicar deportes de alta energía como bailar o hacer gimnasia. Ya que no hay alas, ni cuerdas, y la copa se puede usar por hasta 12 horas, puedes disfrutar de tu actividad sin preocupaciones.

copa vaginal sangre

«¿Se me escapará la copa?» No debería.

Fugas durante el uso de una copa vaginal generalmente se debe a las siguientes razones:

  • La copa no se ha abierto del todo y no ha quedado bien colocada. – intenta reinsertar y asegúrate de que la copa se abra completamente.
  • El tamaño incorrecto: si tu copa es demasiado pequeña, no se sellará correctamente alrededor de la pared vaginal. En este caso, puede pasar que se salgo, o que se desplace hacía el interior.Puedes conocer tu tamallo ideal aquí.
  • Bajo tono de la musculatura del suelo pélvico.

Tengo dificultades para retirar la copa

Si tienes dificultades para retirar tu copa, intenta lo siguiente:

  • Asegúrate de leer detenidamente las instrucciones del fabricante para tu copa.
  • Relájate. Sobretodo debes estar tranquila. Si no estás relajada, los músculos vaginales se tensarán y «agarrarán» la copa, lo que dificultará aún más la extracción.
  • No tires de la copa por el tallo. Usa el tallo para encontrar la base de la copa. Aprieta la base para romper el sello y luego retírela.
  • Si la base de la copa es muy resbaladiza, límpiela con un papel higiénico o una toalla de papel, para que puedas agarrarla mejor.
  • Intenta presionar (empujar) la copa con tus músculos. Por lo general, 5-8 pulsaciones tendrán la copa a un alcance más fácil para su extracción.

Me cuesta introducir la copa.

Para facilitar la inserción de tu copa es importante que:

  • Inserta la copa menstrual cuando estés relajada (cuando estás en la ducha es un buen momento)
  • Moja el borde de la copa y la entrada de tu vagina con agua
  • Encuentra la manera de doblarla que te resulta más cómoda. Puedes probar varias formas. Los diferentes pliegues tienen diferentes áreas de inserción de tamaño, y algunos se abren mejor que otros.

No debes usarla más de 12 horas seguidas sin vaciar. Si tienes un flujo abundante, es posible que debas vaciar tu copa con más frecuencia.

Estas son algunos de los temas relacionados con la copa menstrual que quería tratar hoy con vosotras. Si te animas a probar la copa, te dejo aquí un enlace. Y si tienes cualquier duda, ¡escríbeme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido
¿Te escribo cuando esté disponible? Si quieres ser de las primeras en enterarte cuando esté nuevamente disponible en la tienda, déjame tu mejor dirección de email y te escribo.