Cuida de tu suelo pélvico

Usar juguetes para el suelo pélvico

¿Suelo pélvico y juguetes sexuales? Que tendrá que ver una cosa con la otra, estarás pensando. Una cosa la tenemos relacionada con la diversión, la sexualidad y el placer, y la otra más bien con la salud. Bueno, quizás no sepas exactamente de qué te estoy hablando cuando te hablo de suelo pélvico. Empecemos, pues por el principio.

 

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es todo el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la pelvis por debajo. También una parte de la musculatura abdominal. Estos músculos hacen de sostén de las vísceras como el útero, el recto, o los ovarios.

Si todavía no te haces una idea, te invito a tocar y sentir donde tienes tu suelo pélvico. Porque te aseguro que tú, también tienes.

Túmbate en la cama con las piernas algo separadas y apoyadas sobre los talones. Coloca tu mano sobre tus genitales. Si, hay oído bien. Coloca la mano de tal forma que tengas las yemas de los dedos entre la parte que va desde la vulva al ano. Esta parte se llama periné, y es la parte más superficial del suelo pélvico. Ahora te animo a sentirlo. Para hacerlo, tose fuerte. Si toses, vas a notar que esta parte se mueve. Enhorabuena, has movido tu suelo pélvico.

 

¿Fortalecer el suelo pélvico?

Seguro que has oído hablar de fortalecer el suelo pélvico. A mí me gusta hablar más de tenerlo sano, y no tanto de tenerlo fuerte. A menudo son conceptos que se confunden. Porque lo más importante es tener una musculatura que funcione bien. Y los músculos pueden funcionar mal, tanto si están débiles, como si están contracturados, por ejemplo.

Así que es importante saber que tener unos músculos fuertes es importante, pero también tenerlos elásticos, que se muevan cuando tú quieras moverlos, o que incluso se relajen cuando sea necesario. No todo es fuerza!!

 

Préstale atención

Efectivamente para tener un suelo pélvico sano, lo primero que debemos hacer es prestarle atención. Deben llamarnos la atención algunas cosas que no son normales, y que nos pueden estar indicando que el suelo pélvico no está tan bien como desearíamos.

Una de estas cosas es el dolor en las relaciones sexuales. El dolor nunca es normal y siempre debemos valorarlo. ¿Quién quiere tener unos músculos fuertes, si tengo dolor?

Otra cosa que debe llamarnos la atención son por ejemplo los escapes de orina o de gases. Un suelo pélvico sano debe permitirnos controlar bien las ganas de hacer pis, o de expulsar gases. Si al toser o hacer alguna actividad física notamos que se nos escapa el pipí… mal.

 

Qué tienen que ver los juguetes sexuales y el suelo pélvico

Seguro que hace un rato que te estás preguntando esto, ¿verdad? En consulta uso muchísimo los juguetes sexuales en multitud de pacientes y situaciones.

Lo que más recomiendo son pequeños vibradores. De esto, los amigos de Diversual saben un montón, y tienen un gran catálogo donde elegir.

Me encanta que aumentemos la percepción de esta zona a partir de juguetes que vibran. A partir de la vibración podemos primero, identificar la musculatura del suelo pélvico. Además, podemos trabajar en diferentes frecuencias tanto para aumentar el tono de los músculos, como para relajarlos si es el caso.  También por supuesto podemos trabajar las sensaciones a este nivel.

Porque un suelo pélvico sano, es aquel que siente, que tiene sensaciones placenteras.

El suelo pélvico tiene un papel muy importante en el orgasmo, ya que va a relajarse cuando nos excitamos y va a producir contracciones rápidas y rítmicas al llegar al orgasmo.

 

Bolas chinas 

A las bolas chinas les debemos mucho. Fueron el primer “artilugio” vaginal del que se habló de una forma natural. Las bolas chicas fortalecen el suelo pélvico y hace muchos años, nadie hablaba de nada que se metiera en la vagina, ni de suelo pélvico, amigas. Así que les debemos mucho a estar pequeñas.

Ahora sí, las bolas chinas son un nivel superior. Tienes que saber que las bolas chinas se introducen en la vagina y tienen un peso. Sería literalmente hacer pesas con la vagina. Así que si quieres usarlas, asegúrate de que tu musculatura funciona bien, y que tu suelo pélvico está preparado para usarlas. Si estás lista para usarlas, a por ellas!! Hay muchos tipos de bolas chinas donde elegir, y en Diversual puedes encontrar toda la variedad posible.

 

Espero que este pequeño resumen sobre el suelo pélvico te haya gustado. Te animes a reconocerlo, sentirlo y disfrutarlo. ¡Espero que lo vibres, nunca mejor dicho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
error: Este contenido está protegido
¿Te escribo cuando esté disponible? Si quieres ser de las primeras en enterarte cuando esté nuevamente disponible en la tienda, déjame tu mejor dirección de email y te escribo.

¿Quieres (re)descubrir algo nuevo hoy?​

Recibe en tu bandeja de entrada todos esos secretos que nunca nos contaron, píldoras de conocimiento, información top secret y entérate antes que nadie de todo lo que pasa en GineSex (y por mi cabeza!).