Infecciones de transmisión sexual. «Yo te venéreo»

Pero tú y yo vamos a hacer un esfuerzo. Porque sí, a ti y a mí nos puede tocar. Y no queremos que nos toque, ¿verdad?

¿Qué son las infecciones de transmisión sexual?

Parece que el nombre lo dice todo. Pues no siempre se han llamado así. Antes se denominaban “enfermedades venéreas”, y el origen de dicha expresión está en Venus, la Diosa romana del amor, la belleza y la fertilidad.

Ya sabéis, las mujeres siempre tenemos la culpa de todo desde que empezamos a comer manzanas… La realidad es que nosotras no sólo somos más propensas a contagiarnos, sino que además solemos presentar más complicaciones y tenemos un diagnóstico más difícil. Así que de venéreas, nada.

Actualmente se las conoce como infecciones de trasmisión sexual.

Pero cada vez hay menos ITS…

Pues por desgracia, no. De hecho, todas las ITS que se registran por el sistema EDO (enfermedades de declaración obligatoria) han ido aumentando desde el año 2000. Las explicaciones que se dan tienen que ver con la relajación de la población en cuando a las medias preventivas (principalmente, el uso de preservativo).  Yo añadiría que ahora hay una vivencia del sexo más abierta y que tenemos más parejas sexuales a lo largo de la vida.

¿Qué infecciones se pueden transmitir en las relaciones sexuales? ¿Son muy frecuentes?

No quisiera asustarte, pero muchas. Algunas más graves y otras menos. Casi todas se pueden curar por completo o al menos tratarse para que tu salud no se deteriore SI SE DETECTAN A TIEMPO.

Según el informe
“Infecciones de transmisión sexual en Europa 2013”, llevado a cabo por el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, las cinco patologías sexuales más comunes en los países europeos son la clamidia, la gonorrea, la sífilis, la sífilis congénita y el linfogranuloma venéreo.

Sin embargo, incluso informes tan bien elaborados como el anterior no saben decirnos la verdadera incidencia de este tipo de infecciones, puesto que muchas ITS pasan desapercibidas o sus síntomas desaparecen con el tiempo por lo que no llegan a los centros sanitarios.

Además, hay otras infecciones que no se vigilan con el sistema EDO y de las que se tienen muy poco datos fiables. Se estima que la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) alcanza al 80 % de las mujeres a lo largo de su vida.

He puesto como ejemplo el VPH porque da una idea de cómo compartimos virus, bacterias, parásitos, etc, con las personas con las que mantenemos sexo. Y a su vez, con la persona con quiénes esas personas compartieron sexo. Igual que un “meme” es capaz de llegar a mucha gente en poco tiempo.

Si a esto sumamos que se trata de un tema delicado para hablar con tu vecina el resultado es que las ITS son un problema desconocido, silencioso y mucho más frecuente de lo que creemos.

¿Qué puedo notar si me contagio de una ITS?

“Conocer bien a tu enemigo es clave para derrotarlo”

Estos son los síntomas más frecuentes que puedes notar si te has contagiado de una infección de transmisión sexual. A veces tardan un tiempo en aparecer, incluso meses.

  • Aparición de una herida, pápula, llaga o ampolla en tus genitales, ano o garganta
  • Verrugas en tus genitales o ano, que crecen y/o se diseminan
  • Flujo vaginal alterado, de mal olor o de aspecto grumoso
  • Salida de secreción purulenta por el pene (a veces debéis presionar para verlo)
  • Dolor, ardor, escozor o picor en tus genitales, ano o garganta
  • Inflamación en los genitales, ano o garganta
  • Dolor pélvico
  • Dolor o sangrado con las relaciones sexuales

Si notas algunos de estos síntomas, acude a tu centro de salud para que tu matrona/médico puedan realizar los exámenes necesarios y te recomienden el tratamiento adecuado. Ve incluso si te encuentras mejor, puesto que hay infecciones en las que pueden ceder los síntomas sin que te hayas curado completamente, dando lugar a problemas más graves posteriormente. Por ejemplo, una infección por clamidia puede afectar a tu fertilidad futura si no se trata correctamente.

Os recomiendo leer el artículo de Laura sobre irritación vaginal. Porque no todo en el monte es orégano.

Vale, me has asustado… ¿qué puedo hacer entonces?

Esto…

… es brooooma!!!!

Tampoco voy a decirte nada de cuántas parejas sexuales es sensato tener. Aunque cuantas más sean, más has de tener en cuenta los siguientes consejos:

Usa SIEMPRE el preservativo cuando vayas a mantener una relación sexual con alguien que no SEA tu pareja estable o con quien no has seguido el punto siguiente. Existen también unas membranas para el sexo oral hacia la mujer.
Antes de decidir dejar de usar el preservativo con alguien, hablad sobre vuestros contactos sexuales, prácticas y el tipo de protección que usásteis. Haceros un análisis de sangre previamente si hay dudas.
Comprueba que estás vacunada/o de manera correcta. A veces la vacuna de la hepatitis B precisa alguna dosis de recuerdo en la edad adulta.
Mira tus genitales de vez en cuando y pon atención si ves cambios.
Mantén una adecuada higiene sexual femenina
Hazte controles periódicamente si no practicas la monogamia estricta. Por ejemplo, una vez al año. Tu matrona/médico deberían saber qué exámenes resultan útiles en cada caso. También existen centros especiales para la detección y tratamiento de ITS donde trabajan profesionales expertos.
Si eres mujer, recuerda que para detectar precozmente el cáncer de cérvix debes acudir a hacerte una citología cada 3 años desde que cumplas 25 años o llevas más de 3 años teniendo relaciones sexuales.
Hazte controles puntualmente si tienes alguna sospecha fundada de tu pareja, has tenido algún incidente con el uso del preservativo o has sufrido una situación de abuso sexual.
Si te han pautado un tratamiento contra alguna infección, tómalo correctamente y sigue haciéndolo aunque desaparezcan los síntomas. A veces tu/s pareja/s también tendrán que utilizar el mismo tratamiento.
Durante los días que tengas los síntomas, abstente de realizar prácticas sexuales que impliquen esas zonas del cuerpo.
No te automediques.
Mantén hábitos de vida saludables. Si estás sana/o, tendrán menos posibilidad de tener una ITS.

Disfrutar al 100% de las relaciones sexuales implica que te sientas tranquila/o. No vivas con miedo, simplemente ten un poco de cuidado.

Ya sabes: “es mejor prevenir que curar”.

No sé si te atreverás a comentar si alguna vez has tenido problemillas con algún infección o en el uso del preservativo, etc.. pero si quieres, este es tu espacio. Seguro que nos ayuda a todas.

7 comentarios en “Infecciones de transmisión sexual. «Yo te venéreo»”

  1. Hola, hace un par de meses acudí al médico por una manchita blanca del tamaño de la cabeza de un alfiler. Mi médico me mandó pastillas para la candidasis y probióticos vaginales que me ayudaron bastantea en los síntomas. Pero la mancha sigue ahí.. y ha vuelto el picor que me trataba con aceitela de caléndula hasta que me salieron granitos y obté por rosa mosqueta (soy de candidas recurrentes a pesar de tener 20 años pero ya me estoy asustando). Mi novia (soy lesbiana) dice que no tiene ninguna mancha. ¿qué puede ser?

    1. Hola Isabel. A través de un mensaje es muy complicado poder ayudarte. Debes buscar un profesional que te valore de manera presencial porque además las afecciones de la piel dan lugar a mucha confusión. También puedes buscar el centro de atención a ITS más cercano a tu zona. Un saludo.

  2. Hola!
    Hace poco me detectaron en una citología el VPH y la verdad es que de primeras me asusté bastante. Por desgracia la poca «publicidad» (que no información) que tenía era la relacionada con el problema que hubo con las vacunas… Mi médico me informó bastante bien y me facilitó esta web http://www.aepcc.org/, para que consultara todas mis dudas;
    Os la dejo para que podais verla, no es de las primeras que sale en los buscadores y la información es 100% fiable .
    Ahora ando en más pruebas para que vean la gravedad del asunto y el tratamiento que haya que aplicar en caso que sea necesario; con suerte el virus puede que ya haya remitido.
    Mi única duda es si a mi chico puede afectarle también el virus y si tendría que ir al médico también; mi ginécologa me dijo que en un principio no era necesario….
    Muchas gracias por tu ayuda!!

    1. Gracias por tu aportación Rosa. Seguro que esta web puede ayudar a muchas mujeres. Muchas mujeres tienen el virus del VPH. Lo importante es detectarlo y hacerle el tratamiento y seguimiento necesario. Para eso es muy importante ser consciente de la importancia de la citología en la salud sexual femenina. Un abrazo.

    2. Hola Rosa. Es posible que tu chico se haya contagiado del virus, pero en el caso de los hombres ellos se consideran portadores y no es necesario tomar medidas como en el caso de la mujer, que sí que tiene riesgo de desarrollar verrugas genitales o cáncer de cuello de útero. Como bien dices, es posible que el virus remita por sí solo y si no detectaron nada más en tu citología puedes estar tranquila con el control que estás llevando. Mímate mucho.

      1. Muchas gracias a las dos! Tuve la prueba de confirmación en noviembre ( si no recuerdo mal es una tinción) y el virús habia desaparecido!!! Me quedé super tranquila.
        Gracias de nuevo por vuestras respuestas, y por esta web tan estupenda

        1. Estupendo, Rosa! Y gracias por contarlo, así si alguna mujer se encuentra en tu misma situación puede agobiarse un poco menos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido